NEURO-COGNITION

Cognitive impairment prevention. Prevención del deterioro cognitivo

¿Cómo se detecta el Deterioro Cognitivo?

Para diagnosticar el deterioro cognitivo es necesario que en el área cognitiva, se encuentre más de una función afectada. Aparte de la memoria, se deben ver afectadas dos áreas más (lenguaje, atención, visopercepción, gnosias, praxias) y, además, esto tiene que afectar al sujeto en su vida de relación.

¿Qué es la memoria? Es un mecanismo de registro de datos o procedimientos que puede ser retrógrada (recuerdos) o anterógrada (a corto plazo).

Tipos de memoria: inmediata, mediata, remota (autobiografía), procedural (de procedimiento – unida al acto motor), explícita, implícita, declarativa (la memoria semántica es parte de esta), no declarativa.

¿Cómo detectamos estos signos antes de que el deterioro sea evidente? (deterioro cognitivo mínimo): debemos tener en cuenta entre las premisas para dialogar con el paciente, que el mismo, debe tener intacto el nivel de alerta, de conciencia (ninguna alteración de conciencia o del nivel del sensorio) y presentarse confuso o con un sindrome confusional.

Debemos tener en cuenta que uno de siete sujetos de más de sesenta años y uno de cada cinco de más de ochenta y cinco, presentan un sindrome de tipo demencial.

Como una primera aproximación para comprobar la existencia dell deterioro, se puede utilizar el cuestionario mínimo de Pfeiffer u otros de screenng como el test de Stroop.

La edad es el principal factor de riesgo, aunque pueden existir algunos casos aislados antes de los treinta años. Se puede observar cierto deterioro de la memoria secundaria con la edad (lo cual es normal). Se afecta la memoria episódica pero nunca la semántica (del conocimiento).

Se debe investigar: como se origina, como evoluciona, que signos de afecciones neurológicas presenta, para poder realizar un diagnóstico diferencial.

El diagnóstico tiene que ser abordado de una manera multidisciplinaria (clínico, geriatra, neurólogo, psiquiatra, neuropsicólogo) – Las evaluaciones llevan tres a cuatro entrevistas con el paciente: una con su grupo familiar e interconsultas con otros servicios (TAC – RMN – etc.). El diagnóstico es absolutamente clínico y no los estudios radiológicos per se. Es muy importante la admisnistración de una batería de evaluación neurocognitiva compuesta por algunos de los siguientes tests:

Minimental Test (30 preguntas)

Test del Reloj
  • ADAS
  • WISC (alteraciones de la memoria semántica de contenido o de procesado)
  • Marcadores Cognitivo de Deterioro Incipiente:
  • Fluencia Verbal (Fonológica y Semántica)
  • Priming (Atención dependiente y lexical)
  • Mecanismos de Transcodificación Semántica
  • Nominación
  • Intrusiones en memoria episódica
  • Memoria de trabajo

Es muy importante la detección temprana porque permite el inicio de la terapéutica medicamentosa conformada por anticolinesterásicos, IRSR y otros, conforme a etiliogía y al inicio de la etapa de estimulación terapéutica neurocognitiva.